¿En qué consiste un tratamiento de injerto capilar?

injerto capilar fueHoy Cabello, mañana no. Es una realidad muy evidente que muchos hombres, y un alarmante número de mujeres se tienen que enfrentar a un problema de estética que cada vez obsesiona más. Se trata de la cáida del cabello, o también conocido como alopecia. A todo el mundo le gusta presentar un aspecto juvenil. Un aspecto atractivo ya que todo el mundo es presumido. La verdad es que sentirse bien con uno mismo es una de las obsesiones que todo el mundo tiene ya que la belleza es algo que todos buscamos. A todos nos gusta que nos piropeen y nos digan que tenemos un buen aspecto. No hay escasez de anuncios televisivos que informan sobre remedios a aquellos que están perdiendo densidad (o son completamente calvos), haciendo alarde de lo último en procedimientos químicos o quirúrgicos como el trasplante capilar fue diseñados para restaurar el cuero cabelludo de una persona a su estado natural y en crecimiento. Sin embargo, estas promesas no dejan de tener sus detractores y críticos. En muchas ocasiones, no funcionan.

 

Origen del problema

 

La comprensión que poco a poco se va a adivinando sobre la naturaleza del problema arroja algo de luz en lo relativo al misterio de la calvicie, aunque la mecánica todavía desconcierta a muchos científicos. En el patrón de lo denominado como calvicie masculina se llega definitivamente a la conclusión de que este proceso parece ser genético. Los investigadores saben que el pelo en la coronilla de la cabeza está codificado genéticamente al caer, pero siguen desconcertados por qué se cae.

 

El negocio del cabello y los tratamientos

 

En décadas pasadas, el tupé era el siguiente paso lógico desde el peine-sobre. Además de las cremas, suplementos herbarios, y “sistemas”, la restauración del cabello recibió un impulso científico cuando los cirujanos cosméticos se jactó del éxito del trasplante capilar en la década de 1940. Por suerte, ya que la tecnología avanza, los médicos comenzaron a tener una mejor comprensión de las características específicas de injerto, y les fue mejor en la creación de líneas de cabello de aspecto más realista. Debido a factores que varían, sin embargo, no todos los procedimiento termina en éxito.

 

Una solución para los problemas de autoestima

 

El uso de las técnicas de injerto capilar  fue se han incrementado notablemente durante los últimos años. El hecho de que ahora puedas salir del centro de cirugía en pocas horas y que cada vez se trate de una terapia mucho menos dolorosa ha motivado que el auge por este tipo de tratamientos sea mayor.

 

La gente puede llegar a padecer problemas de autoestima muy graves porque no se sienten contentos con su aspecto físico. Mirarte al espejo y no sentirte seguro sobre tu aspecto es algo que, sin lugar a dudas, repercutirá notablemente en tu comportamiento y en la manera en que te tienes que enfrentar a la realidad.

 

Sin lugar a dudas, optar por este tipo de tratamientos es algo que se ha extendido mucho durante los últimos años.

 

De lo que no hay duda es de que si lo que buscas es obtener resultados inmediatos y hacerlo de una forma segura, efectiva y poco dolorosa lo mejor es que te pongas en manos de profesionales. Olvida toda esa información que ves en la televisión sobre productos químicos que no funcionan correctamente y que suponen un quebradero de cabeza. Lo barato  acaba saliendo caro. Es preferible optar por una cirugía.

 

Actualmente hay miles de consultas en todo el mundo que ofrecen este tipo de servicios. En las páginas amarillas o en Internet podrás encontrar un centro de este tipo.

Deja un comentario